El título es un poco largo, pero esto es justo lo que ha ocurrido. Como ellos mismos desvelaron, las fotos fueron realizadas por ellos mismos y enviadas a la revista bajo un nombre falso, la cual no tuvo ningún reparo en publicarlas sin verificar ni contrastar ninguna información.

Hechos como estos ponen de manifiesto el poco rigor existente en este tipo de revistas, cuya única finalidad es vender ejemplares sea como sea.

Os dejo con el vídeo, que es muy divertido. Como suele ser ‘El Hormiguero‘ todos los días. Por cierto, aunque no creo que lo lean un saludo para todo el equipo.

Vía | ALT1040

Entradas relacionadas con este tema que te pueden interesar

  1. Tetris, la película
  2. Poniendo a prueba un tarjeta de memoria
  3. Publicidad creativa.Volkswagen: “The Force”